Lugar de Nacimiento: Colombia.
Lugar de Exilio: España.
Retorno: 2019

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Manuel Velandia, una vida en el exilio por defender la diferencia

En 2014, Manuel Velandia fue incluido en el Registro Único de Víctimas de Colombia como el primer homosexual reconocido como víctima del conflicto armado. Esto abre un precedente y una camino para los colectivos LGTBI.

En los miedos está diferencia 
Una voz ronca y desconocida invade mis oídos  
“¡hijueputa lo vamos a matar!”
A cero se reduce la respuesta.

Poema de Manuel Velandia

“La gente cambia en su situación mental y a partir de eso construye el cuerpo que necesita. He jugado con la idea de trasplantar la cabeza que es lo importante. Le estoy poniendo caras masculinas a cuerpos femeninos y lo contrario.”
Manuel recibe a sus visitas con una taza de café colombiano como siempre lo hizo en Colombia.

“Empecé a quemar el libro, es un papel de pésima calidad, tenía ácido; empecé a llorar, a llorar, a llorar, así que fue como terminé haciendo un libro de artista sobre el desamor.”

“Ser femenino es un acto político, un acto queer realmente. Ese tener que vivir en la masculinidad y en el modelo del deber ser, te restringe todo es que te restringe hasta el color de la ropa  que te vas a poner.”

“Si encontramos la felicidad es porque gracias a la vida hemos sido infelices,
nada es eterno, ni las grandes tristezas ni las pequeñas alegrías,
la vida es un continuo estar siendo."


El 28 de junio de 1982 se realizó la primera marcha del orgullo gay en Colombia. Para entonces,  eran pocos los asistentes, corto el trayecto y abundantes los prejuicios.

La movilización estuvo liderada por León Zuleta  Ruíz y Manuel Velandia Mora, que en 1979 ya habían fundado el Movimiento de Liberación Homosexual  Colombiano. “Éramos un grupo de encuentro por la liberación de los gays y de ahí surge la idea de hacer un movimiento” asegura Velandia, que era miembro también de la revista Ventana Gay.

Años más tarde, en 1993, Zuleta fue asesinado en circunstancias que nunca fueron esclarecidas y en el 2002, durante el mandato presidencial de Álvaro Uribe, Velandia fue víctima de amenazas y de un atentado con explosivo por parte de grupos paramilitares. Las amenazas de muerte a su familia lo obligaron a huir y pedir asilo en España en 2007, país en el que vive actualmente.

“Soy el primer homosexual que es candidato avalado por un partido político en 2002. Estando en campaña, me lanzan una granada en mi casa. Todos los vidrios  se rompieron y un pedazo de la casa se cayó 15 días después” recuerda Velandia.

“Éramos un grupo de encuentro por la liberación de los gays y de ahí surge la idea de hacer un movimiento” asegura Velandia

Manuel tiene una trayectoria de más de cuatro décadas como defensor de los derechos humanos. Artista, sociólogo, filósofo, doctor en educación y en enfermería y cultura de los cuidados, es docente e investigador. En Colombia, fue director de la Revista Latinoamericana de sexología y pionero en programas de prevención del sida en América Latina.

Velandia obtuvo el derecho de asilo en España, tres años después de su llegada. Fue el primer colombiano reconocido como víctima por su activismo y orientación sexual, en el marco del conflicto armado colombiano.

“El primer mes en España, voy a la policía para presentar el caso de asilo. El policía pregunta por qué pido asilo si vengo de un país democrático. Yo le digo al hombre: ‘si el presidente y el rey fueran conscientes de la vulneración de derechos que hay en Colombia y que el presidente es paramilitar, no se sacarían fotos con él” recuerda Velandia.Manuel Velandia encarna la historia del movimiento LGTBI en Colombia.

Manuel Velandia encarna la historia del movimiento LGTBI en Colombia. Una historia de persecución, violencia, discriminaciones y resistencia. En la últimas décadas, los colectivos LGTBI han conseguido visibilidad y reivindicaciones. Hasta el momento la Corte Constitucional ha proferido 60 fallos en los que reconoce los derechos de la comunidad.

Según el informe más reciente de la organización Colombia Diversa y Caribe Afirmativo, en 2017 fueron registrados 109 homicidios y feminicidios y persisten otros factores de riesgo

A pesar de lo que se ha ganado, la violencia y discriminación contra de esta comunidad no disminuye. Según el informe más reciente de la organización Colombia Diversa y Caribe Afirmativo, en 2017 fueron registrados 109 homicidios y feminicidios y persisten otros factores de riesgo: la exclusión socioeconómica, el conflicto armado y la complicidad de las autoridades.

Para Colombia Diversa, las personas LGTBI defensoras de derechos humanos  enfrentan un doble riesgo, por su liderazgo y por los prejuicios hacia su orientación sexual o identidad de género.

“Para mi ser homosexual nunca significó un problema. Precisamente tiene más peso, más contundencia cuando uno es una loca amanerada que sigue transgrediendo el orden” concluye Velandia.

Manuel, desde Alicante, continúa con su labor en defensa de los DDHH y en la creación de su arte. Piezas  que resisten, molestan, disienten y son testimonio de lo diverso.

>>Escucha aquí  el relato completo de su exilio<<<<